Blog

Stay up to date and take a look at our latest News

Conserjes: ¿Cómo te facilitan la vida?

Cada vez es más común encontrar construcciones conformadas por urbanizaciones de edificios o chalets que comparten zonas comunes. Esta forma de vivienda tiene la necesidad de una figura profesional que vela por la comodidad de todo el vecindario, el conserje. 

La figura del conserje es fundamental para la vigilancia básica, sobre todo de este tipo de comunidades. Además, el conserje es el encargado de realizar un montón de tareas que aseguran tanto la comodidad como el bienestar de los habitantes de la comunidad. Son labores que no solemos poner valor cuando se realizan de manera habitual por un buen profesional, pero cuando estas dejan de ser realizadas, nos damos cuenta de su importancia.

El conserje es más que un «buenos días»

Puede parecer que el hecho de tener una persona que te de los buenos días es un aspecto poco importante, pero no así. 

Tener un conserje en una finca urbana o en una comunidad de vecinos ofrece una buena imagen del recinto. Normalmente son edificaciones amplias, por lo que da tranquilidad a los vecinos y visitantes saber que hay siempre una persona velando por su seguridad. Además de ofrecer un saludo a mensajeros y transportistas. Muchas veces vamos con el estrés del día a día y se nos olvida hasta saludar a la persona que nos trae un paquete a casa. El conserje, aparte de realizar todas esas tareas diarias que forman parte de su oficio, ofrecerá esa amabilidad que es más que necesaria para que nuestro día sea más ameno.

conserje

Ventajas de contratar un conserje

Tener un conserje en tu comunidad no te aportará más que beneficios. Hay múltiples tareas a realizar para mantener un edificio, una urbanización o una finca urbana. Hay comunidades que optan por contratar a numerosas personas para que realicen cada una de esas labores. Sin embargo, es más que recomendable contar con un conserje. Este podrá desempeñar cada una de esas tareas, ofreciendo un trato personal y familiar, y asegurando una vigilancia en el edificio. 

Control de quién entra al edificio

Entre las funciones de un conserje se encuentra de la que controlar quién tiene acceso a la comunidad. Es bastante común que los fines de semana los vecinos reciban visitas, por lo que es de agradecer contar con una persona que controle quién entra al edificio, que sepa a dónde se dirige, e incluso en el caso de ser necesario, guíe a los visitantes hasta la casa correcta. Además, si tienes vecinos a los que se les va de las manos las reuniones con amigos, el conserje también se encarga de velar por la seguridad y tranquilidad de la comunidad, asegurando el orden.

El conserje también es una figura fundamental, si eres de los que, bien por trabajo, bien por ocio, tiene la necesidad de pasar muchas horas fuera de casa. Esto te permitirá salir del edificio con la tranquilidad de que el conserje se encargará de avisar de cualquier inconveniente y resolver los problemas que se presenten.

Reparaciones y Mantenimiento

Es bastante común que en los edificios que son utilizados por tantas personas acaben surgiendo averías. El problema es que no siempre hay un técnico disponible para solucionarlo.  Cuando se tratan de pequeñas reparaciones, los conserjes son capaces de realizarlas, ofreciendo una solución rápida. En el caso de ser reparaciones mayores, se ponen en contacto con técnicos especializados y los atienden asegurando el arreglo de la avería.

Limpieza de zonas comunes 

Otra de las funciones que lleva a cabo un conserje es asegurarse de la limpieza de las zonas comunes. Además, también realizan la labor de llevar la basura al contenedor en el horario adecuado.

Jardines y Piscinas

Es bastante común que los edificios cuenten con zonas comunes, como jardines y piscina, que necesitan cuidados. En este caso es necesario una persona que se encargue de cuidar las llaves del espacio y la organización del uso; así como también la limpieza y puesta a punto.  Te gustará saber que hay una persona encargada de asegurar que puedas darte el primer chapuzón del año o disfrutar de una tarde agradable tomando el sol en el césped del recinto de tu comunidad.

Creo que queda más que patente las facilidades y beneficios que trae a una comunidad o finca de vecinos el hecho de tener a la figura del conserje. Cada día estamos más ocupados y pasamos menos tiempo en casa, por lo que saber que hay alguien siempre velando por la seguridad y el mantenimiento de nuestra vivienda, es algo que no podemos dejar pasar. Al igual que pasa con otros empleos, el del conserje se tiene como una profesional que no necesita de especialización. Sin embargo, si se quiere ser un buen trabajador, todas las profesionales requieren de especialización y mínimos conocimientos. Sobre todo, cuando el trabajo se realiza en fincas o urbanizaciones en las que se requiere realizar labores de lo más variopintas. Por ello, si deseas contratar los servicios de un conserje profesional, lo mejor es que recurras a empresas expertas en el sector, como es el caso Multiservicios La Rubia.

Cada cuánto tiempo deberías hacer una limpieza integral de tu casa

Cada día dedicamos menos tiempo a la limpieza del hogar. Con la inclusión de la mujer en el mercado laboral, se ha pasado de tener a una persona dedicada exclusivamente a las tareas del hogar, a que estas sean realizadas de manera compartida por los convivientes de la casa. Dado que la limpieza diaria cada vez es menos profunda y más para sobrevivir, cada vez es más necesario realizar una limpieza integral en las casas.

Nos puede parecer que la limpieza de la casa es un tema menor, pero es algo que atañe directamente a nuestra salud. No sólo debe hacerse por estética, sino también por bienestar. Hay miles de gérmenes que viven en la suciedad, y si convives con niños o mascotas que son más propensos a ensuciarse, la proporción aumenta.

En los últimos años, debido a la pandemia originada por el coronavirus, hemos empezado a poner más en valor la necesidad de la limpieza y la desinfección. Pero es un tema que no podemos limitar a nuestra higiene personal, hay que extrapolar a todos los demás ámbitos. Por eso, es más que necesario saber en qué consiste y cómo realizar una limpieza integral en las casas.

¿En qué consiste una limpieza integral de la casa? 

Antes de conocer otros aspectos como la frecuencia o cómo realizarla, debemos tener claro en qué consiste la limpieza integral de las casas.

Cuando se habla de limpieza integral de las casas nos referimos al conjunto de actividades completas, que no sólo proporcionan una apariencia saludable del hogar, sino que desarrollan todas aquellos procedimientos cuya finalidad es terminar con todos los patógenos que se encuentran en tu hogar. Por tanto, conlleva el uso tanto de productos de limpieza como de maquinaria con la finalidad de eliminar tanto la suciedad visible como la invisible.

La limpieza integral de las casas no solo se refiere a la actividad de limpieza que realizamos nosotros en nuestras casas, sino también a la actividad que es realizada por profesionales de la limpieza, de forma planificada, en nuestros hogares.

Cada cuánto tiempo limpiar la casa de forma integral

Una de las preguntas más importantes a tener en cuenta cuando realizamos la limpieza integral de nuestras casas es cada cuánto tiempo debemos hacerlo. 

Este aspecto no es una ciencia exacta, depende de varios factores para tener en cuenta. Pero lo que sí está claro es que la acumulación de polvo y de suciedad en las diferentes partes de la casa es algo que hay que evitar. La frecuencia con la que debes hacer una limpieza a fondo de tu casa depende de los siguientes factores:

Tamaño de los espacios

Uno de los factores primordiales a tener en cuenta cuando se va a realizar la limpieza integral de las casas es el tamaño de los espacios. 

Cuando vamos a planificar una limpieza a fondo es fundamental contar con las dimensiones del espacio así como su facilidad de acceso. Tanto el tipo de maquinaria, productos, como el tiempo que se va a invertir en ello, cambia. No es lo mismo limpiar un dormitorio pequeño en el que apenas hay muebles o elementos decorativos, y que suele ser utilizado por pocas personas en momentos concretos del día, como limpiar un salón. El segundo suele poseer más elementos que dificultan y ralentizan la limpieza, además de tratarse un espacio multiuso en el que intervienen más personas, y que, por ende, necesitará de una limpieza más frecuente.

limpieza integral de casas
Disinfecting in home during epidemic – prevention and protection of coronavirus spreading. Protect respiratory system against pneumonia, COVID-19. Sanitizers, face mask, gloves.

Uso de las zonas

Este aspecto ya lo hemos introducido brevemente en el apartado anterior. Dependiendo del uso que hagamos de las zonas y del espacio, la limpieza integral de los espacios de las casas se deberá hacer con más o menos frecuencia

La limpieza de la cocina es una de las actividades que se debe realizar con más frecuencia, sobre todo de electrodomésticos como la vitrocerámica o el microondas, que son de uso diario. Otro elemento que requiere de limpieza asidua es la ropa de cama. Si hablamos de la limpieza de sábanas y almohadas, en este caso, depende de la forma de dormir. Si eres de los que se duchan justo antes de acostarse, puedes estirar la limpieza en dos semanas. Si prefieres ducharte por la mañana, es imprescindible que cambies la sábanas semanalmente. 

Tipos de superficies

Otro de los elementos primordiales para tener en cuenta cuando se realiza la limpieza en profundidad de las casas son las superficies. No todas requieren el mismo tiempo y frecuencia de limpieza, porque no todas tienen la misma capacidad para almacenar ácaros y gérmenes. 

Las superficies lisas y sin texturas, como los azulejos, son más fáciles de limpiar, además de ser lugares en los que los gérmenes les cuesta más sobrevivir. Sin embargo, otras superficies, como las alfombras, son lugares idóneos para almacenar la suciedad. En este tipo de superficies la frecuencia de limpieza debe ser mayor, además, se deben utilizar productos de limpieza específicos para higienizar.

También hay que tener en cuenta que hay ciertos elementos del hogar que es mejor que sean limpiados por expertos. Pues poseen la maquinaria y los productos necesarios para ello. Es el caso de una limpieza en profundidad de cristales o de un suelo de moqueta.

En conclusión, la limpieza en profundidad en las casas no es tema menor, hay numerosos factores y elementos a considerar. Recuerda que aquellas zonas más utilizadas de manera diaria y con superficies más rugosas, serán las que necesitan ser limpiadas con mayor frecuencia, pues son las que acumulan más suciedad. Siempre que dudes cómo realizar la limpieza de algo concreto de tu hogar, no dudes en recurrir a profesionales.

Beneficios de mantener tu lugar de trabajo limpio

El lugar de trabajo es uno de los sitios en los que pasamos más tiempo. Incluso muchas veces, superior a nuestro hogar. Por eso, es fundamental contar con un lugar de trabajo limpio.

Contar con un lugar de trabajo limpio trae numerosos beneficios consigo. Entre ellos, la limpieza y el orden van de la mano y te será mucho más fácil encontrar lo que necesitas en un ordenador. A esto se le une tener un espacio más sano. Los gérmenes y ácaros viven en cualquier lugar y puede afectar a tu salud si vives en un espacio repleto de ellos. Normalmente, en los espacios de trabajo compartidos como oficinas, suele haber servicios de limpieza especializados, como los que ofrece Multiservicios La Rubia, los cuales aseguran que tu espacio de trabajo esté limpio y así como de que puedas disfrutar de los múltiples beneficios derivados de ello.

5 Ventajas de tener tu lugar de trabajo limpio y ordenado

Tener un lugar de trabajo sucio no te traerá más que problemas. Un espacio de trabajo sucio es un lugar más insalubre, te dificultará poder desempeñar tu trabajo y te creará una mala imagen frente a tus clientes. Por el contrario, un entorno de trabajo limpio será una fuente de beneficios. A continuación, te explicamos todos y cada uno de ellos.

Mejora el rendimiento

Tener un lugar de trabajo limpio promueve la eficacia y la productividad. Sabrás dónde está cada cosa permitiéndote encontrar lo que necesites en cuestión de segundos. Por el contrario, el desorden, no hará más que alargar tus tareas. 

Además, el tener un espacio organizado y limpio te permitirá organizar tu trabajo y priorizar tus tareas. Esto también debes llevarlo a tu espacio de trabajo digital. Recuerda tener organizado tu correo y tu escritorio.

Reduce el estrés

El desorden y la suciedad generan estrés. Cuando estás en un proyecto importante con poco tiempo, tener el control sobre las cosas reduce el estrés. El hecho de tener que estar buscando dónde dejaste cada cosa o apartando cosas que no necesitas, lo único que te hará es perder tiempo y ponerte más nervioso.

Un lugar de trabajo limpio da buena imagen

Cuando hablamos de la imagen de una empresa no nos referimos solo a su logo. La imagen la conforman todos los elementos de la empresa, incluidos los trabajadores y sus espacios de trabajo.

Si un cliente acude a tu espacio de trabajo y no cumples unos requisitos de higiene y limpieza, se hará una mala imagen de ti y, seguramente, no llegará a contratar tus servicios.

Además de la limpieza y el orden, no olvides que tu lugar de trabajo también puede mostrar más sobre ti y tu forma de trabajar. 

Un lugar limpio de trabajo adornado con fotos con amigos y familiares, plantas, con pegatinas en tu ordenador, puede decir mucho de ti. Tu escritorio es un reflejo de tu personalidad, así que adorna tu espacio de trabajo con cosas que te motiven y que reflejan quién eres.

Control sobre tu material

La limpieza y el orden permiten agilizar el trabajo. Saber dónde está cada cosa hará que podamos realizar nuestras tareas de una manera más eficiente. Además, este aspecto es fundamental cuando se trata de centros de trabajo en los que hay almacenes. Llevar un control exhaustivo del inventario hará todo mucho más fácil.

Lugar de trabajo limpio = Mejor salud

La higiene y la limpieza se han convertido en dos elementos claves a raíz de la pandemia originada por el coronavirus. Hemos visto que es imprescindible tener un lugar de trabajo limpio. La higiene y la desinfección son las bases de un espacio de trabajo libre de la presencia de virus y de un posible contagio. 

Sabemos que los contagios se pueden producir por la manipulación de objetos en cuya superficie pueda estar presente el virus o bien por inhalación de las famosas “gotitas” exhaladas por una persona contagiada. Por eso, la única forma de erradicar el posible contagio es a través de una limpieza extrema de las superficies y objetos que forman parte de nuestro entorno de trabajo.

Siempre ha sido primordial la limpieza por un tema de salud, pero hoy día se ha convertido en algo mucho más importante. Debido al Covid-19 es recomendable realizar una limpieza y desinfección al menos dos veces al día con productos higienizantes y desinfectantes, como agua y lejía, en una proporción de 20 ml de lejía por 1 litro de agua. 

Más allá del Covid, existen gérmenes y bacterias que conviven con nosotros y que nos pueden enfermar. Suelen vivir y reproducirse en zonas con suciedad, por eso es fundamental tener espacios de trabajo limpios. Sobre todo si son compartidos, evitando el contagio entre compañeros.

En conclusión, tener un espacio de trabajo limpio y organizado no te traerá más que beneficios. El hecho de invertir un poco de tiempo en su limpieza hará que ahorres mucho tiempo después. Además, si no posees mucho tiempo para realizarlo por ti mismo, siempre puedes recurrir a los profesionales y ellos lo harán por ti.